619 685 852
Castellón

La primera mujer médico de Corea…

11대왕

Jang Geum fue la prímera médico real femenina en Corea y por ello mencionada varias veces, de forma difusa, escasa y breve, en los Anales de la Dinastía Joseon (1413 – 1865) y en libros de medicina de la época, aunque con detalles muy vagos e incompletos. Se encargaba de los cuidados de todos los miembros del rey Jungjong; desde entonces, Jang Geum fue considerada como el tercer funcionario de más alto rango en la Corte y se añadió antes de su nombre el término Dae o “grande”.

Durante el reinado de Jungjong había dos facciones en conflicto, la de Yanban dirigida por el ministro Oh, y la facción Shilin dirigida por el oficial Min y su superior el ministro Pak. La facción Yanban creía que los descendientes del cuarto rey de Corea, Seonjong eran los únicos que debían ocupar altos cargos, mientras que la facción Shilin creían en aquellos que el mismo rey decidiese, por eso el rey Jungjong estaba de parte de la facción del oficial Min y Pak Shilin para nombrar a su personal, entre los que se incluía Jang Geum.

Jang Geum aparece mencionada en los Anales con su nombre o como una “doctora”.

Marzo-abril de 1515, cuando Janggyeong, segunda esposa del rey murió en un parto y los oficiales de la corte quisiseron castigar a todas las mujeres médicos que trataron a la esposa del rey, pero éste no lo consintió.

1524, “Dae Jang Geum es mejor que cual quier otra mujer médico en el Palacio. Como resultado, se le permite cuidar el Rey”.

 1533, a través de un comentario del Rey en cuanto a su salud: “Me he recuperado de la enfermedad después de varios de meses. Los médicos reales y Farmacéuticos merecen elogios. Jang-geum y Kye-geum, las dos mujeres médicos, también serán premiadas con 15 sacos de arroz, 15 sacos de frijol y 10 paños, respectivamente.”
29 de enero 1544, en una orden emitida por el Rey: “No he ejecutado mis funciones por un largo tiempo desde que cogí un resfriado. Hace unos días, asistí a un seminario académico para discutir sobre filosofía, pero el clima frío hizo que mi condición empeore. Ya he hablado con Bak Se-geo y Hong Chim, los médicos reales, y la médico mujer Dae Jang Geum para discutir acerca de la receta. Deje que el Ministro Medical lo sepa”.
09 de febrero 1544, cuando  el rey alabó Dae Jang Geum por la recuperación de ese resfriado.
25 de octubre 1544, según la conversación entre el ministro  Imperial y Jang Geum sobre la salud del rey, que se deteriora rápidamente. Jang Geum dijo: “Él durmió hasta cerca de la medianoche de ayer y ha dormido durante un corto tiempo en la madrugada. Él acaba de orinar, pero se ha estreñido por más de 3 días.”
26 de octubre 1544, cuando dijo el Rey: “Todavía estoy estreñido. ¿Qué debe hacerse cuando la receta está en discusión. La doctora Dae Jang Geum sabe todo acerca de mi condición. Más tarde, Jang Geum explicó su receta para los síntomas del rey a los ministros.”

29 de octubre 1544, los Anales informan de que el rey se ha recuperado y concedido a todos sus oficiales médicos un día de fiesta. El rey tenía 56 años de edad pero murió 17 días después, el 15 de noviembre 1544.

En el libro Dinastía Yi Diario Oficial de Médicos se habla sobre los orígenes y logros de Jang Geum; “La Señora Médico Jang Geum, cuyos orígenes se remontan a xxx, recibió el derecho a ser llamado”Dae Jang Geum “en virtud de un decreto emitido por el 11 º rey de Corea, Jungjong , en el año 18 de su reinado [1524-1525]. En ese momento, no había ningún precedente de una dama médico en el tratamiento de un rey, pero el emperador confió en el método de tratamiento de la enfermedad con la comida de Jang Geum. Jang Geum, con la concesión del derecho de uso de “Dae” en su nombre, es sin duda una señora épica cuyo nombre será registrado en los libros de historia”.

Publicado en : articulos
Artículos relacionados
El obispo y el feto… ( 3 ago,2016 )
DP104829
Sonreir… ( 11 jul,2016 )
máscara
Bonitos dientes… ( 21 abr,2016 )
108f2b_d3b773c94a404997bd2d7e63bf5757a5
Etiqueta de momia… ( 26 abr,2016 )
2 Comentarios
  • ¡¡Enhorabuena!!

    Eres una caja de sorpresas y conocimientos. Te agradezco esta aportación intelectual, sobre todo en el mes de la Mujer.
    En otro orden de cosas, he observado que has trabajado en la UJI. Tuve la desgracia de trasladarme a esa ¿universidad? para completar el Tercer Ciclo Universitario; de esto no hace demasiado tiempo. Recuerdo una conferencia de una profesora de Historia que trataba sobre la Mujer y saberes ocultos. ¡Anda que no hay por Internet temas afines! Ayer leí tu trabajo acerca de la primera mujer médico en Corea, y hoy leo en un diario local que en Castellón una profesora hablará -para conmemorar el mes de la Mujer- de ésta y su papel en la transmisión de saberes prohibidos. Bien; me sonó el tema, busqué más información y… ¡¡Sorpresa!! ¡La misma profesora que nos soltó un rollo macabeo extraído de Internet será la que hablará sobre el tema!

    ¿No innovan?
    ¿No se reciclan?
    ¡Anda que no hay temas para tratar y siempre le dan vueltas al mismo! Cambiando un poco allí, otro tanto aquí y modificando el título… ¡¡Nuevo artículo!! ¡¡Nuevos ingresos!!
    ¿Es esta la esencia de la investigación “Superior”? ¿Un continuo, eterno e inacabable copia y pega de lo mismo, cambiando la forma?

    En fin, no era mi intención extenderme demasiado, pero si no lo manifestaba, reventaba.

    Saludos y ánimo.

    • Bueno, a eso se le llama vivir de renta, ya no se investiga, se rehace.
      Yo recuerdo tardar hasta tres meses investigando para escribir ocho folios, y cada vez un nuevo tema, evidentemente.

      Gracias por el comentario y por venir y leerme.

Escribe un comentario

Nombre*
Página web

Comentario*