619 685 852
Castellón

El hilo de la vida…

303642

En el hermoso Valle del Hilo de la Vida de Uruguay, se encuentran unas curiosas construcciones hechas por el hombre. Se trata de unos círculos de piedras superpuestas de poca altura, todas miden poco más de un metro, están construídas sin argamasas y tienen más de mil años de antigüedad. El Hilo de la Vida es un nombre que trata de explicar el curso de un fino río muy largo que recorre el valle en forma de cascada.

Los montículos de piedra están situados cerca del agua, por eso los expertos le otorgan el carácter ritual. Otros dicen que son tumbas, pero como no se ha excavado, pues no se sabe. ¿A ti qué te parecen?

Existen más de noventa montículos, unos siguen la línea del sol y otros señalan las líneas de los puntos cardinales. Siendo un lugar con gran erosión, las piedras siguen en un perfecto estado tras un milenio, lo único que ha dañado las estructuras es la mano del hombre.

Debe ser maravilloso andar por el paraje, pensando en cómo los originarios del lugar, anteriores a los conocidos indígenas charrúas, hicieron ese trabajo, mirando el paisaje y respetando un entorno digno de las divinidades.

Publicado en : articulos
Artículos relacionados
La joven Parca… ( 29 jun,2016 )
El futuro presente… ( 17 may,2016 )
curti_francesco-allegorischer_garten-OM801300-10261_20071129_14285_5556
Francesco Curti… ( 2 mar,2016 )
8 Comentarios
  • Hola. Muchas gracias por la visita. He encontrado un lugar interesante…Vendré por aquí a saludar.

    Encantado de encontrarte.

  • Apenas pueda, haciendo honor a tu escrito, trataré de hacer mis propias fotografías del lugar, para regalartelas… Lavalleja es un lugar especial, un centro de energía, precioso de visitar. Cuando vengas, vamos, si? besosssss

    • BiBi, en tu honor fue la presentación de este lugar, debe ser fascinante y, por lo que he visto, es muy visitado.
      Muchas garcias por venir. Iremos, iremos, espera que me haga rica y verás… Cuando vaya iremos a la cafetería pastelería Doña Inés Dulces tentaciones, y pediré un café con esas tazas que me enamoran, tarta de chocolate, rollitos bañados en crema, no sé, pero dos kilos me hará subir ese lugar que me encanta. Si ves algún día a Doña Inés, le dices que ese sería mi lugar ideal para trabajar, es ideal.

      Un abrazo, mi niña.

  • Qué misterioso lo de “El hilo de la vida…” la piedra en relación con el agua. Es realmente mágico. Al verlo en las fotos que nos ofreces, me hizo pensar en la arquitectura de los Pueblos Negros, de la Sierra de Guadalajara, creados con pizarra, trozo sobre trozo y sin argamasa. Son pueblos muy antiguos o al menos siguen la forma de construir de sus antepasados; curiosamente estos pueblos tienen arroyuelos y minas circundantes. Todo ha de tener una relación, religiosa, pagana o que tenga que ver con algunos rituales que desconocemos. Me resulta todo ello muy interesante.
    Y estos cúmulos de piedras existen en muchas partes y sin duda, pasan desapercibidos.
    Como siempre muy interesante tu trabajo, Verónica. Un fuerte abrazo.

    • Muchas gracias, Julie.
      Debía ser muy hermoso ver el agua pasar y dejar la vista pasar por entre las estructuras de peidra. No son nada monumentales, ni siquiera son “bonitas”, son simples montículos de piedras, pero es la magia que poseen lo que las hace interesantes, las creencias cuales fueran de las personas que las hicieron con sus manos. Tal vez tuvieran un sentido práctico y nosotros queremos verlas mágicas… Hmmm, sí, creo que me inclino hacia la practicidad, he de pensar en cuál sería.

      Un abrazo y gracias por venir.

  • Toda la vida haciendo casas con un tremendo celo para que no se caigan y esas piedras sin masa … 1000 años. Imperdonable no saber hacerlo.

    • Hombre, ¿qué pasaría con las empresas de cemento? No querrás su ruina.
      Eso es la cicilización, a mayor tecnología menor capacidad de pensar y actuar.

      Muchas gracias por venir, qué alegría.
      Un beso, compañero.

Escribe un comentario

Nombre*
Página web

Comentario*